¿Cómo LO HACEMOS POSIBLE?

Contrario a lo que mucha gente cree, no es la deshidratación la responsable de los molestos efectos post consumo de bebidas alicoradas.

​Cuando consumimos Alcohol, nuestro hígado hace su función de metabolizarlo y en ese proceso, se genera una sustancia que es dañina para nuestro organismo llamada ACETALDEHIDO.

Con el tiempo, tu organismo va perdiendo la capacidad ANTIOXIDANTE natural y por ende, la capacidad de eliminar con rapidez esta toxina, lo que se ve reflejado en una mayor exposición a ella y es así como se produce la famosa RESACA.

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!